Moscovici, De Guindos y el paro estructural

Artículo publicado en AHORA el 06/11/2015

logoahoraEl Pacto de Estabilidad y Crecimiento persigue el saneamiento de las finanzas públicas y la coordinación de las políticas presupuestarias de los estados miembros de la Unión Europea. Para velar por su cumplimiento se han establecido dos niveles de seguimiento: un brazo correctivo para aquellos países cuyo nivel de déficit público supera el 3% del PIB (o su ratio de deuda el 60% del PIB sin que, además, se reduzca de manera satisfactoria), y un brazo preventivo que concierne a todos los países miembros y plantea un objetivo de déficit estructural a medio plazo del 0,5% del PIB.

deficitestructural_630px_corregido

Los países dentro del brazo correctivo están sujetos a un Procedimiento de Déficit Excesivo (PDE) por el que se comprometen a reducir el déficit de acuerdo a un calendario establecido en función del contexto económico de cada país. La Comisión Europea supervisa los avances en la materia, fija objetivos y establece recomendaciones sobre los presupuestos elaborados por los diferentes Gobiernos. En última instancia, está facultada para imponer sanciones económicas a los Estados que incumplan sus objetivos, como ya ocurrió con la multa de 19 millones de euros a España el pasado mes de mayo por “negligencia grave”, al no registrar la Comunidad Autónoma de Valencia ciertos gastos sanitarios en su contabilidad pública durante los últimos veinte años. Corresponde a España, por cierto, el dudoso honor de haber sido el primer Estado sancionado por manipular sus cuentas.

Continúa leyendo…